Historias de Amor Sai: “¡Oh, doctores, fijaros en Mí!”

Narración del Prof. Anil Kumar:

(…continua)

Luego, Swami dijo: “Tengo 77 años. No llevo gafas. Puedo ver cualquier objeto lejano, sí, y en ningún momento siento dolor o sufro. No tomo ningún tipo de píldoras o tónicos. Nada. Después de todo, sólo como un puñado de malta de ragi. Eso es todo; sólo malta de ragi. No tomo ni café ni té, ni desayuno idly, vada o dosas como ustedes. Sólo tomo malta de ragi. Y al día siguiente, tengo la misma comida, sin nada más entre medias. Deben entender que soy bastante fuerte y energético”.

“¿Cuál es mi peso? En los últimos 55 años, peso 108 libras. No ha cambiado. Revisen mi BP (presión sanguínea); perfecta, presión sanguínea normal. Pueden preguntarse que cómo es esto posible. Primera cosa: tengo un control total sobre Mi dieta o alimentación. No como cosas del tipo kurma-burma como hacen ustedes. (Kurma es un preparado de vegetales especiados. Swami hace un juego de palabras con los términos kurma y Burma para formar kurma-burma. Burma es el nombre de un país). Así es que yo no como ese tipo de comida picante. No, no, no. Lo creáis o no”.

“No sé lo que es el apetito. No sé lo que es el hambre. Simplemente no lo sé. Nunca estoy hambriento. Pero si hay algunos invitados, para hacerles compañía, hago como si comiera. Eso es todo”.

Amigos míos, por favor, créanme. Me he sentado a la mesa con Swami miles de veces. No hablo con ningún orgullo, sino con toda humildad y respeto, queridos hermanos y hermanas. A estas alturas, me conocen lo suficiente para entender que no soy un hombre de exhibición o publicidad. Les digo esto con toda humildad: si empezáramos a comer como Baba, mañana ‘no existiríamos más’. ¡Simplemente estaríamos acabados! (risas) Maravilla de maravillas. Él sólo mezclaba un poco de arroz y un poco de rasam (en aquellos días. Ahora Él sólo toma malta de ragi) de esta manera. (Anil Kumar demuestra lo rápido que ocurría) ¡Hari Om Tat Sat! A continuación, Él se levantará y se irá. (risas) ¡No sé qué forma de comer es esa!

Hay un caballero que ha estado sirviendo a Swamiji. Swami le dirá: “¡Hey, te he pedido que te fueras! No quiero más. No quiero más”. Nunca dirá: “Quiero más”, mientras que nosotros nunca diremos: “No quiero más”. (risas) De forma opuesta, nosotros decimos: “Bienvenida, querida” (refiriéndonos a la comida) ¡Somos así de cortes! ¡Damos la bienvenida a todo tipo de platos, porque la comida es Dios! (risas) Debemos dar la bienvenida a Dios, ya saben. (risas) No debemos ser irrespetuosos. Pero el Dios viviente dice “no” a la comida; así es que resulta realmente interesante.

(continuará…)

Agosto del 2002. Fuente: “Perlas de Sabiduría”, autor: Anil Kumar

OM SRI SAI RAM