La divina biografía de Bhagawan Sri Sathya Sai Baba Avatar

Esta es la historia del Avatar del Kali Yuga

Bhagawan Sri Sathya Sai Baba Avataram

Avatar significa literalmente  “descenso Divino”. Kali Yuga significa “era de hierrro”. Sathya Sai Baba es el Avatar del Kali Yuga, es la segunda encarnación de la trilogía de avatares de Sai Baba que comenzó con Shirdi Baba en el siglo XIX (más adelante se comenta una breve reseña de Shirdi Sai y de Prema Sai quién será la 3ra encarnación de la trilogía de Sai Baba). Él, como Shirdi Baba, antes de abandonar Su cuerpo físico el 15 de octubre de 1918, anunció que volvería en 8 años, y es precisamente cuando Sathya Sai encarnó entre nosotros.

Sathya Sai Baba nació el 23 de noviembre de 1926 en un pequeño pueblo llamado Puttaparthi. Este pueblo queda en el Sur de India, en la Provincia de Andra Pradesh, distrito de Anantapur a pocas horas de la gran ciudad de Bangalore. Su nombre de nacimiento fue SATHYANARAYANA RAJU.

El abuelo paterno de Baba era Kondama Raju, alma piadosa que vivió 110 años en incesante contemplación del Señor, era maestro de música y arte histriónico, sabía de memoria el Ramayana (Libro Sagrado del Hinduismo).

kondama-raju

Kondamma Rajú

Kondama Raju tuvo dos hijos, uno de ellos, Pedda Venkappa Raju, estaba destinado a ser el padre del Avatar. A Venkappa Raju le dan por esposa a la piadosa Easwaramma, hija de Subba Raju y así se produjo el auspicioso matrimonio. El Avatar nace el vigésimo tercer día de noviembre, en el momento en que salía el Sol y los aldeanos cantaban el nombre de Shiva (deidad de la Trimurti Hinduista). Era un lunes del sagrado mes Kartika Somavara dedicado al culto y la devoción de la misma divinidad. El día era muy auspicioso porque la estrella Ardra estaba en el ascendente. El año era Akshaya (el que no declina, el siempre pleno).

pedda-venkama-and-eswaramma

Pedda Venkamma y Eswaramma

Eswaramma, la madre de Baba, era una sencilla y piadosa mujer de pueblo y fue la madre elegida por Él para encarnar entre nosotros. Cuando se le preguntó a Baba si su nacimiento había sido humano o un milagro, ella a instancias de Baba relató este suceso. “Esa mañana me dirigí al pozo y cuando estaba sacando agua una gran bola de luz azul se dirigió a mi y se introdujo en mi vientre, luego me desmayé.”  Así ella supo que sus oraciones habían sido escuchadas y estaba embarazada.

Varios signos anunciaron el Divino advenimiento. Los instrumentos musicales de la casa sonaban solos y bajo su cuna apareció una cobra. La serpiente hacía el papel de Sesha para Seshasashi (El que se apoya en el soporte psíquico supremo). Al niño que nace en estas condiciones tan auspiciosas se le pone el nombre de Sathya Narayana, porque su madre adoraba a este Dios.

 El bebé era indescriptiblemente encantador, lo cual no es de extrañar pues ya desde la cuna poseía todos los poderes milagrosos que vienen desde el nacimiento del Avatar y que gradualmente Él fue manifestando.

El niño se convirtió en el mimado de toda la aldea y los aldeanos rivalizaban entre si para consentirlo. Desde muy pequeño le encantaba llevar gruesas líneas de ceniza sagrada sobre la frente y también un punto de kumkum (polvo rojo) en el entrecejo.

Sathya se mantenía alejado de los lugares en que se mataba o maltrataba a los animales y evitaba todo tipo de comidas con carne.

Los vecinos comenzaron a llamarlo Brahmajñani, alguien que posee la sabiduría divina, a causa de su comportamiento y de su despliegue de amor por todo lo creado. Su conducta era tan fuera de lo común que también se lo llamaba en niño Brahmín (casta de los sacerdotes).

Cada vez que un mendigo llegaba a su casa, Él abandonaba de inmediato Sus juegos y le llevaba comida quedando así sin alimento. Era tan frecuente que Sathya fuera puesto como ejemplo del niño ideal que los mismos niños comenzaron a llamarlo Gurú (maestro espiritual).

Era un niño precoz que aprendía muchas más cosas de las que se le podían enseñar y lo hacía con gran rapidez. Podía cantar todos los cantos y Slokas (episodios de la historia sagrada) e incluso componía a la edad de 7 años, conmovedoras canciones devocionales.

A los 8 años asistió a la escuela primaria de Bukapatnam a tres kms. de Puttaparthi. Era un alumno sencillo, nada ostentoso, honrado y de muy buena conducta que no hablaba más de lo necesario, llegaba a la escuela antes de que empezaran las clases y dirigía el ritual con ofrendas. Practicaba el Arathi (ceremonia donde se quema alcanfor y se le ofrece a Dios) y distribuía el alimento bendecido.

Una de las cosas más recordadas por Sus compañeros de la niñez era la “bolsa mágica”, de donde el niño Sathya sacaba cualquier tipo de objetos. Generalmente frutas, dulces, y los útiles escolares que sus compañeros de clase extraviaban o no tenían. Estas materializaciones fueron las primeras de decenas de miles que seguirían hasta el día de hoy.

Desde niño Sathya estaba en contra de los juegos y deportes que infringieran dolor, inclusive cuando era objeto de los abusos de los otros niños, Él nunca se quejó o reaccionó violentamente.

Cuando tenía 10 años Sathya formó un grupo de cantos devocionales. Estaba constituido por unos 16 a 18 muchachos vestidos uniformemente y con cascabeles en los tobillos, todos bailaban al son de canciones folklóricas que describían los anhelos de los peregrinos en busca de la visión de Krishna. Muchos de los cantos estaban compuestos por Él mismo. Sathya quien era la figura principal, director, tesorero, compositor y cantante del grupo interpretaba los papeles maravillosamente bien, tanto que los aldeanos podían ver vívidamente ante sus ojos a Krishna con su flauta encantando a las pastoras.

La divinidad del niño se iba anunciando lentamente. Por ese entonces una epidemia de cólera hacía estragos en las aldeas vecinas. Los sabios y ancianos de Puttaparthi pensaron con toda razón que el pueblo no estaba siendo afectado por la epidemia a causa de la atmósfera divina que habían creado los niños con los cantos devocionales y esto dio por resultado que en los otros pueblos hubiera gran demanda por el grupo de cantores.

Seshama Rajú

Seshama Rajú

Por esta época el hermano mayor de Baba, Seshama Raju, se casó y pasó a residir en Kamalapur. Sathya se fue a vivir con ellos y asistió a la esuela de esa localidad. Como siempre fue un niño excepcional y muy amado por sus compañeros y profesores.

Luego de un tiempo Seshama fue designado profesor de télugu (dialecto del Sur, lengua materna de Baba) en la Escuela Superior de Uravakonda (Cerro de la Serpiente). Uravakonda fue muy afortunada por el hecho de que Sathya Narayana acompañara a Su hermano a vivir allí y se inscribiera en su escuela, ya que esto la hizo convertirse en candidata a la inmortalidad.

La fama de Sathya lo precedió en su llegada al lugar. Se corrió la noticia de que escribía y componía muy bien, que era un destacado músico y excelente bailarín, que sabía más que sus profesores y que era capaz de escudriñar en el pasado y vislumbrar el futuro. Se contaba y se oía con asombro que era capaz de sacar de la nada y del aire, flores, frutas y dulces.

Muy pronto Sathya se convirtió en el favorito de todo el colegio. Era el que dirigía el grupo de oraciones y era Su voz la que santificaba el aire. Por esta época escribió y montó una obra de teatro, labor en la que siempre se destacaba. El drama fue un gran éxito. Su título era “¿Cheppinattu Chestara?” (¿Siguen los actos a las palabras?) ya comenzaba a vislumbrarse un tema muy caro a Baba, el ejercicio de las “3 H”: Head (cabeza), Heart (corazón) y Hand (manos), que trata de la coherencia entre pensamiento, palabra y acción.

En marzo de 1940 se creyó que lo había picado un escorpión y que no podría sobrevivir a la picadura (según la creencia de la gente de Uravakonda). Sathya estuvo inconsciente toda una noche, cuando despertó estaba completamente normal. A los pocos días Sathya comenzó a comportarse de forma extraña. Como sucede generalmente estos signos fueron mal interpretados por los padres y familiares. Algunos dictaminaron histeria o que estaba poseído por un espíritu, entonces lo sometieron a todo tipo de suplicios e inclusive se llamó a un exorcista. Los sacerdotes del templo hicieron rituales para calmar a los Dioses. Algunas veces Sathya estaba en silencio o súbitamente ordenaba que se hiciera el Arathi pues los “dioses estaban pasando por el cielo”. Es que la divinidad del muchacho se iba anunciando: períodos de risa y llantos, elocuencia y silencios, cantos y conversaciones sobre la gloria de Dios, descripciones de lugares de peregrinación que nadie conocía y elocuentes declaraciones de la naturaleza efímera de la vida humana y la eterna naturaleza de Dios.

El 23 de mayo de 1940, Sathya se levanta por la mañana, llama a los miembros de Su familia, les da flores y frutas sacados de la nada. Pronto se llenó de vecinos la entrada de la casa de los Raju. Su padre al encontrar este espectáculo en su casa, ya colmada su paciencia se arma con un palo y le grita: “¿Quién eres tu? ¿Eres un dios, un loco o un fantasma?” La respuesta fue inmediata: “YO SOY SAI BABA, pertenezco al linaje de Apashtamba, soy del clan de Bharadwaja. Yo soy Sai Baba, he venido a protegerlos de todo problema. Mantengan sus casas limpias y puras.” Toda esa tarde repitió varias veces los nombres del linaje y del clan o grupo religioso.

El padre preguntó: “¿Qué tenemos que hacer contigo?” La respuesta fue la siguiente: “Adórenme todos los jueves. Mantengan puras sus mentes”.

El jueves siguiente alguien le dijo: “Si eres Sai Baba danos alguna prueba”. El tomó un ramo de jazmines y lo dejó caer y todos pudieron ver que al caer las flores formaron el nombre Sai Baba en télugu.

Los jueves se transformaron en grandes acontecimientos en Uravakonda, Sathya asombraba a todos materializando retratos de Sai Baba de Shirdi, Su encarnación divina anterior, asi como dátiles, flores y ceniza sagrada (vibhuti). Era evidente la conección de Sathya Sai Baba con Shirdi. Pero ….

¿QUIÉN ES SHIRDI SAI BABA?

shirdi-sai1

Bhagawan Sri Shirdi Sai Baba

Shirdi Baba nació el 27 de septiembre de 1838 en la India a las afueras del pueblo de Pathri, en el estado de Hyderabad. Por esto es también llamado Sai Baba de Pathri.

El nombre de Su padre era Gangabhadya y el de Su madre Devagiriamma. Su padre era un humilde pescador, que pertenecía a la casta de los brahmines. El nombre que le pusieron de niño era Babu.

Sathya Sai Baba nos ha dicho de Su anterior encarnación:

“El Señor Shiva dijo que nacería como Shiva solamente en Su encarnación de Shirdi, como Shiva y Shakti juntos en Puttaparthi como Sathya Sai Baba, y como Shakti solamente en la forma de Prema Sai más tarde…”

“Antes de venir a la tierra en la forma de Shirdi Sai Baba, él había tenido muchas encarnaciones y en una de esas encarnaciones había sido el Santo Kabir en el período posterior del siglo XV y principios del XVI.”

“En su anterior encarnación como Sai Baba de Shirdi fue abandonado por Su madre y un fakir lo encontró y lo cuidó. En ese pueblo había un fakir sufí, como tampoco tenía hijos, se hizo cargo de este niño y lo crió en su casa. El niño permaneció en casa del fakir durante 4 años (de 1838 a 1842). Luego el niño, debido a Sus inquietudes religiosas que lo impulsaban a unir las fes del Islam y del Hinduismo, nuevamente tuvo que abandonar Su hogar y vivió por 12 años en un ashram cercano. Una noche, en 1854, el niño abandonó el ashram y llegó al pequeño pueblo de Shirdi. Se quedó allí durante unos dos meses y luego comenzó a vagar sin destino de un lugar a otro. Así vivió durante algunos años y luego regresó a Shirdi en 1858 donde permaneció sin moverse hasta 1918. Vivió y dio Su darshan en Shirdi durante 60 años.

Ya en Shirdi, Baba daba entrevistas a quienes lo buscaban, otorgaba consejo y les proporcionaba aliento y consuelo cuando tenían problemas. De tal modo, Sus actividades se dieron a conocer en todo el país.”

(Fuente: Sathya Sai Baba “The Sai Trinity”de S.P. Ruhela)

Al final de su tiempo en la tierra, le dijo a un devoto suyo llamado Abdul: “Apareceré nuevamente y te daré darshan. Será dentro de 8 años”

“El primer advenimiento de Sai fue en Maharashtra. El segundo advenimiento será en Madrás” dijo Baba.

Debe considerarse que cuando esta forma (Sathya Sai), hizo Su advenimiento, Andhra Pradesh formaba parte de la Presidencia de Madrás. Cuando le preguntaban, en qué forma el próximo advenimiento tendría lugar, Shirdi contestaba: “Daré darshan (visión de la Divinidad), en Nombre de Sathya para sostener la Verdad”. Se refería al presente advenimiento de Sri Sathya Sai Baba.

En Su encarnación como Shirdi Sai, realizó incontables sanaciones y curaciones de enfermos, milagros diversos y manifestación de ceniza sagrada (vibhuti o uti). Practicaba la medicina en el pueblo, examinaba a los pacientes y les daba medicamentos. Se convirtió en un famoso Hakim (doctor).

Parecía poco ilustrado y nunca firmaba Su nombre, pero conocía el sánscrito (antigua lengua sagrada de la India), Tamil (el dialecto de Tamil Nadu, al Sur de la India), podía recitar versos completos del Bhagavad Gita (un capítulo de la epopeya india Mahabharata) y otras escrituras sagradas.

Trataba a todos con extraordinario amor y gran compasión. No sentía apego alguno, Sus únicas posesiones eran una escudilla para recolectar limosnas  (mendigó hasta el último día de su vida), un par de zapatos, algunas pipas y un molinillo. Moraba en una pequeña y antigua mezquita. Vivió como un santo musulmán, pero nació hinduista. Sólo vivió en el pueblo de Shirdi y su vida fue la de un hombre santo. Su carismática personalidad atraía a todo tipo de personas. Sus enseñanzas expresan la sustancia esencial de todas las Escrituras del Hinduismo y del Islam.

Pero a principios de los años 40 nadie en ese pueblo sabía estas cosas, muchas de las cuales fueron reveladas por el propio Sathya Sai Baba a lo largo de su vida.

Fue, entonces, que el 20 de octubre de 1940, Sathya Sai Baba partió a la escuela como hacía habitualmente, cuando volvió a Su casa declaró: “Ya no soy más Sathya Narayana, Soy Sai Baba”. Su cuñada que se encontraba allí quedó cegada por el resplandor del halo que vio en torno a la cabeza de Baba, Él se dirigió a ella y le dijo: “Me voy, no les pertenezco, Maya (la ilusión) se ha ido, Mis devotos Me llaman, tengo que realizar Mi tarea”. Sathya no volvió a entrar en la casa, se instaló en el jardín del inspector de impuestos. De todos lados llegaban personas que llevaban flores y frutas. Cientos de voces cantaban a coro las líneas que Baba enseñó ese día, que fue conocido como “el llamado”:

Manasa Bhajare Guru Charanam

Dustara Baba Sadgara Taranam…

(Medita en tu mente a los Pies del Guru porque Ellos te llevarán a través del tormentoso mar del mundo físico).

En pocos días Baba abandona Uravakonda. Los aldeanos organizaron una procesión con música y en muchos lugares del recorrido se le ofreció el Arathi.

En Puttaparthi, Subamma, fue la primera persona en darle la bienvenida. Baba se instala en su casa. Subamma es la esposa del Karnam (autoridad) del pueblo. Lo atendía con amor y afecto y recibía a todos los devotos en su espaciosa casa. Baba mismo ha hablado mucho de la constante devoción de esta piadosa mujer, una señora ya mayor que recibió a Sai Baba durante años y atendió a cientos de peregrinos hasta que se construyó el ahora llamado viejo Mandir (templo) en 1944. En esos días Baba se dirigía diariamente a las arenas del río Chittravati y se hacían cantos devocionales siempre rodeado de Sus devotos. Este río presenció cientos de lilas (juegos divinos y milagros). Baba ha dicho que Sus primeros 16 años estarían marcados por estos juegos, los siguientes 16 por milagros y los años subsiguientes por enseñanzas.

Fue en esta época que el tamarindo (un árbol de India) que se alza en una colina de la margen izquierda del río, se ganó la reputación de ser un árbol que concede deseos (Kalpataru). Baba solía llevar ahí a sus devotos y les permitía recoger de sus ramas todo tipo de frutas, manzanas de una rama, bananas de otra, naranjas de una tercera, peras e higos de una cuarta. Es evidente que Él puede convertir cualquier árbol en un Kalpataru porque Él mismo es el Kalpataru.

Es durante estos años que Baba realiza para encanto de Sus devotos numerosas lilas. Algunos cuentan que vieron un inmenso Sai Baba de Shirdi iluminado por un fulgor misterioso o un enceguecedor rayo de luz que salía de la frente de Baba, o una gran rueda de luz que giraba y en cuyo centro se destacaba el mismo Baba. Otros dicen haber visto el rostro de Baba en medio de la luna llena y junto a una columna de fuego. Eran tan extraordinarias estas lilas que muchos devotos caían desmayados. En otra ocasión a la orden de Él de mirar vieron al encantador pastorcillo de Brindavan (Krishna) sentado en un columpio magníficamente adornado y cubierto de flores.

Sería imposible resumir en estas pocas líneas todos las lilas y milagros de Baba por esa época, pero es importante recordar el fin de Subamma. Estando ella en el lecho de muerte y esperando poder recibir el Darshan (visión de lo divino) de Baba, desencarnó, pero un brillo peculiar en su cara hizo desistir a sus parientes de llevarla al crematorio. Baba que había regresado de un viaje se acercó al lecho y la llamó dos veces: “Subamma, Subamma”, ella abrió los ojos y su boca y recibió de la mano de Baba, agua del Ganges que fluía incesante y Subamma así se unió a la jerarquía de los liberados.

Sai Baba ha brindado Darshan a Sus devotos prácticamente todos los días. El Darshan es el momento en que las personas tienen la oportunidad de tener la visión de Dios, que es lo que significa esta palabra. Él camina entre Sus devotos observándolos, recogiendo sus cartas y pedidos, bendiciéndolos con Su presencia y Su mirada llena de amor.

Con un leve y gracioso gesto Él materializa cualquier cosa, dulces, malas (rosario hindú de 108 cuentas), medallones, anillos, estatuillas de la forma de Dios que el devoto adora, etc., pero Su mayor y principal producción es el vibhuti o ceniza sagrada. Esta ceniza la usa para múltiples fines curativos y espirituales. Es un polvo gris finísimo que puede variar en su color, ser blanco, rosado o rojo. El mismo Baba está impregnado de este perfume. Materializa hasta medio kilo por día que luego es empaquetado en sobrecitos para ser distribuido entre Sus devotos.

Un milagro que es constante y que se produce en la casa de sus íntimos devotos, es la materialización de vibhuti en los retratos de Baba, de Jesús o de cualquier símbolo religioso que el devoto tenga en la casa, esto sucede en cualquier parte del mundo. También a ciertos devotos Baba les ha entregado cuando se despiden, un recipiente de plata u otro metal en el cual el vibhuti nunca se  acaba.

Con la misma gracia con que materializa el vibhuti Él transmuta cualquier cosa en otra distinta. Un botón de rosa en un enorme brillante, un montoncito de arena en una estatuilla de Krishna, de Rama o Cristo.

Él domina los elementos. Ha detenido lluvias y tormentas y en una ocasión en que el Chittravati amenazaba inundar el pueblo, Él se paró en la orilla y dijo: “Basta”, y el río comenzó a bajar.

Baba es clarividente, omnisciente y omnipresente. Él ve de las personas su pasado, su presente y su futuro al mismo tiempo. Él sabe todo de nosotros, hasta nuestros más íntimos pensamientos y deseos.

Sai Baba hace curas milagrosas, y usa Su vibhuti como anestésico y cicatrizante. En más de una ocasión ha resucitado personas que ya habían desencarnado, pero Él aclara que esto sucede cuando el karma (ley de causa y efecto, las consecuencias producidas por nuestros actos en esta y otras vidas) de la persona lo permite.

Otras veces asume la enfermedad de un devoto evitándole a éste una posible muerte o un gran dolor físico. En estos casos ha sufrido paperas, fiebres, dolores de parto, parálisis, infartos múltiples, etc., etc.

El dice que los milagros (como comúnmente son llamados) son sólo Su carta de presentación, pues Su meta es la transformación del hombre, nos dice: “Mi tarea principal es el restablecimiento de los Vedas y Shastras y esta tarea será coronada por el éxito, pues ese es Mi Sankalpa (voluntad divina)”.

“No hay nada que el poder divino no pueda realizar. Puede transmutar la tierra en cielo y el cielo en tierra.”

“Acérquense a Mi y cultívenme en sus corazones y serán recompensados”.

No se puede dejar de destacar una fecha clave: 6 de Julio de 1963, día en que se festejaba Guru Purnima (Día del Maestro). En esta fecha Él se revela a si mismo como Shiva-Shakti (aspecto de Dios que destruye el ego y Su energía divina). Durante la semana anterior Él se encontraba aparentemente sufriendo un ataque de hemiplegia. Todo su lado izquierdo estaba paralizado, también sufrió varios infartos durante ese período. Los devotos estaban horrorizados frente a lo que veían. En el día de Guru Purnima fue conducido con gran dificultad al salón principal. Baba pidió con voz débil que le llevasen un vaso con agua. Tomó un poco con Su mano temblorosa y roció con ella Su pierna y lado izquierdo y su cuerpo quedó inmediatamente restablecido. Su mal desapareció totalmente para la felicidad de los que estaban presenciando el hecho.

En el discurso que prosiguió Baba narró lo siguiente: “No era una enfermedad de Swami, es una enfermedad que asumí para salvar a alguien.” “Swami no padece ni padecerá nunca ninguna enfermedad”. Sathya Sai Baba hizo otro anuncio con respecto al mismo episodio, dijo: “Hay otra razón por la que tenía que observar el período de enfermedad de 8 días, algo que hasta ahora no he hecho público, que he guardado por 37 años, ha llegado el momento de anunciarlo”. A continuación  un resumen de la historia que Baba contó al cautivado público: Hace miles de años durante la Tetra Yuga (una de las 4 eras), el gran sabio Bharadwaja deseando dominar los Vedas, quiso recibir la bendición de Shakti, energía femenina (aspecto dinámico de la energía divina, donde Shiva representa el aspecto extático). Partió para el monte Kailash, morada de Shiva y Shakti. Al llegar los encontró absortos en la danza cósmica. Esperó durante 8 días, aparentemente ignorado por ellos, aunque no comprendió la sonrisa de bienvenida que Shakti le había dedicado. Triste y decepcionado Bharadwaja decide regresar, pero al descender de la montaña tuvo un ataque que le paralizó su lado izquierdo debido al frío y la fatiga. En ese momento Shiva se aproximó y lo curó totalmente rociándolo con agua. Shiva le prometió al rishi (sabio vidente) que ellos tomarían la forma humana y nacerían 3 veces en la línea de descendencia Bharadwaja. Shiva sólo en Shirdi como Shirdi Sai Baba, Shiva-Shakti juntos en Puttaparthi como Sathya Sai Baba y Shakti sola como Prema Sai, tercera encarnación de Baba. En expiación de la enfermedad que Bharadwaja sufriera en el monte Kailash,  Shiva le hizo otra promesa diciéndole que Shakti sufriría el ataque durante 8 días cuando los dos nacieran como Sathya Sai y en el onceavo día Shiva la libraría de todo vestigio de enfermedad rociándole agua. Continuando Su discurso Baba dijo: “Lo que han presenciado hoy fue la verificación de la promesa dada hace miles de años.” A partir de la revelación de que El era Shiva-Shakti el número de devotos aumentó rápidamente. Prashanti Nilayam (Morada de la Paz Suprema), ashram de Baba, pronto se convertiría en otro Matura (lugar de nacimiento de Krishna) que atraería a miles de devotos.

Baba ha declarado que su tarea es destruir la maldad que se ha enraizado en el corazón de la gente, que los malvados serán transformados, no por medio del castigo sino del amor. Su tarea es la regeneración espiritual de la humanidad, a través de la Verdad, la Acción Correcta, la Paz, el Amor y la No Violencia.

Durante los últimos años y desde Su ashram principal Prasanthi Nilayam, que fue creado en 1950, se alberga a miles de visitantes de todo el mundo y toda India que van a recibir el darshan de Baba.

Baba se ha ocupado principalmente de impartir enseñanzas. Fueron constantes Sus discursos y mensajes y se mantuvo en contacto directo con Sus devotos a través de entrevistas personales, correspondencia y de otras formas milagrosas más allá de nuestra comprensión. Su ausencia física no es impedimento para realizarlo, tener un darshan (visión real del Avatar), una guía, etc.

Baba ha estado escribiendo iluminados artículos en su revista Sanathana Sarathi (Eterno Conductor), publicación mensual que lleva su mensaje hasta los lugares más recónditos del planeta.

Ha publicado una serie de libros tales como Prema Vahini (Sobre el Amor), Jñana Vahini (Sobre el Conocimiento), Dhyana Vahini (Sobre la Meditación), Prasanthi Vahini (Sobre la Paz Suprema), Bharat el Legado Hindú, más de 30 libros recopilan Sus discursos bajo el título de Mensajes y muchos más. En estos libros se encuentra la esencia de Su mensaje en forma fácilmente asimilable.

Sai Baba anunció el abandono de la actual forma física a la edad de 96 años. Pocos años más tarde se producirá nuevamente el milagro de su advenimiento en un pueblo del sur de la India. Este será el último de esta Divina Trinidad comenzada con Shirdi Sai Baba. Como ya dijimos, Él será conocido entonces como Prema Sai Baba (Prema significa Amor). Sri Sathya Sai Baba ha predicho que Prema Sai nacerá en el pueblo de Gunaparthy en las orillas del río Cauvery en el Distrito Mandaya del Estado de Karnataka, India. Será unos 8 años después de que Sri Sathya Sai Baba desencarne, es decir en el año 2030 aproximadamente.

Los padres de Prema SAI serán gente altamente espiritual. Se ha oído que en Prashanti Nilayam el Prof. N. Kasturi, que había sido ardiente devoto, biógrafo oficial y editor fundador de Sanathana Sarathi (revista oficial de la OSSS en Prashanti Nylayam) renacería para ser la madre de Prema Sai Baba. La persona que será el padre de Prema Sai ya habría nacido.

Sai Baba materializó un anillo para el Dr Hislop hace algunos años con la efigie del futuro Avatar. El Dr. Hislop nos cuenta:

“El anillo mismo era de color plata, esa aleación de 5 metales particular en India. La piedra era un camafeo de Prema Sai El amado Señor de la Creación, destinado a aparecer en la Tierra, esculpido de perfil, el puente y extensión de la nariz visible con la sugerencia de un arco sobre el ojo izquierdo. Era una cabeza noble con cabello a la altura de los hombros, bigote y barba; la cabeza descansando, o emergiendo de una flor de loto. Su porte era tranquilo, pacífico y majestuoso.”

El propósito o meta de la encarnación de Prema Sai según la profetizó Sai Baba, será:

“Prema Sai, el tercer Avatar, promoverá las noticias evangélicas de que no solamente Dios reside en cada cuerpo, sino que cada uno mismo es Dios. Esa será la sabiduría final que permitirá a hombres y mujeres elevarse a ser Dios…

Trabajará por el bien y el bienestar de todo el mundo y con sus esfuerzos el amor, la buena voluntad, la hermandad y la paz abundarán en el mundo. Recibirá reconocimiento universal de la humanidad.”

“Rama, Krishna y Baba aparecen con diferente aspecto, pero es la misma entidad, créanme. Yo soy nuevo y siempre antiguo. Siempre vengo para restaurar la acción correcta (dharma), para la protección de los virtuosos y para asegurarles condiciones que congenien con el progreso, y para educar al ciego que  se desvía del camino y vaga en medio de lo salvaje. Algunos dudosos se preguntarán “¿La Conciencia Suprema Universal puede asumir forma humana?” El hombre puede derivar alegría solamente debido a su forma humana; puede recibir instrucción, inspiración, e iluminación solo  por el lenguaje y la comunicación humanos. El declinar de la Rectitud es una tragedia tan aguda, la intensidad del afecto que el Señor tiene por los hombres buenos es tan grande, que El Mismo viene”. Sathya Sai Baba

OM SRI SAI RAM