Mensaje del día – 25 de enero de 2018

 

 
top


MENSAJE DEL DIA 25 de enero de 2018

Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam

OM SRI SAI RAM

La gente dice que el Señor Yama, dios de la muerte, quita la vida a todos utilizando una cuerda llamada “yama pasa”. ¿Cuál es la cuerda que se lleva la vida de cada persona? Las cuerdas que traen el fin de cada uno son el apego y el egoísmo. Dios no crea el placer y el dolor trayéndolos de alguna otra parte. Es erróneo pensar que nuestras dificultades o nuestra felicidad se deben a los demás, o a factores externos. Nosotros mismos causamos nuestra felicidad o nuestra pena. Si reconocemos esto, ya no tendremos que temer. Cuando estemos llenos de amor puro, no conoceremos el miedo. Donde hay pecado, hay temor. Por eso, nunca den cabida a las malas acciones. Ante cualquier pequeño trabajo que hagan, en primer lugar disciernan si es bueno o malo. Tómense su tiempo, no se apresuren. “La prisa desperdicia; el desperdicio preocupa; luego, no tengas prisa.” Pase lo que pase, estén
tranquilos. Recen a Dios y cultiven el amor a Dios. Ese amor es el néctar divino que elimina todas las penas.
(Discurso Divino, 20 de junio de 1996)

 

People say Lord Yama, God of death takes everyone’s life away using a rope called Yama pasa. What is the rope that takes every person’s life? Attachment and selfishness are the ropes that bring end to each one! God does not create pleasure and pain from somewhere else! To think that due to others or external factors we get difficulties or happiness is incorrect! We ourselves cause our own happiness or grief. If we recognise this, we need not fear. When we are full of pure love we will be fearless. Where there is sin, there is fear. So, never give scope to wrong deeds. Whatever small work you may do, first discriminate whether it is good or bad. Take time. Do not be in haste. ‘Haste makes waste. Waste brings worry. So do not be in a hurry’. Whatever happens, be peaceful. Pray to God and cultivate love for God. That love is the divine nectar that will remove all sorrow.

– Divine Discourse, Jun 20, 1996.

— BABA