Divino discurso de Bhagawan Baba por año nuevo: “De la bienvenida a lo nuevo”

Swami te bendice

“Vencido por enemigos internos, ¿cómo puede el hombre triunfar para vencer a los enemigos externos? Cargado con pereza y torpeza, ¿cómo puede alcanzar la sabiduría? Movido por la pasión, ¿cómo puede cultivar la devoción? Equilibrio y ecuanimidad; sólo éstos pueden dar paz y armonía.”

¡Encarnaciones del Amor!: El día de hoy el mundo es como una escuela sin maestro, un templo sin imágenes, un jardín sin plantas o un cable sin corriente. Por supuesto, las personas en todo el mundo se esfuerzan por adquirir poder acumulando riqueza, autoridad o conocimiento, pero, desgraciadamente, junto con éstos también están acumulando el mal insidioso del egoísmo. Por eso, el hombre se está convirtiendo rápidamente en el enemigo de la humanidad, rápidamente está perdiendo sus características y atributos humanos. Se vuelve menos y menos hombre y más y más demonio. Sólo la ciencia espiritual puede curar y salvar al mundo. Pero el hombre prefiere el atajo, el camino material más cómodo y atractivo, y sufre desesperación, temor y odio. El egoísmo es la raíz y la corona de todos los malos pensamientos y tendencias. Humildad hacia todo lo demás y reverencia a aquéllos a quienes servimos; sólo éstos pueden elevar al hombre a la verdadera humanidad.

La historia de Bharat, esta sagrada tierra, está llena de ejemplos donde el egoísmo y la codicia inevitablemente llevan a la catástrofe. Los Kauravas eran cien en número, tenían gran fuerza militar y reunieron en el campo gran número de pertrechos y hombres, pero fueron destruidos completamente, porque el ego minó su espíritu y los hizo débiles. Los Pandavas eran solamente cinco, eran más pobres y menos fuertes militarmente, pero tenían dos fuentes de poder de las que podían depender: el poder de la rectitud y el poder de estar en posesión de la gracia de Dios. La victoria militar no era el fin último de los Pandavas; anhelaban estar del lado del dharma, sin importarles que estuvieran en desventaja. Sólo eso trae verdadera felicidad, felicidad que dura y satisface. Otros placeres traen dolor, sólo son intervalos apresados entre los dolores. Los placeres materiales son transitorios y triviales. Tratamos de obtener gozo de material esencialmente inerte y cargado de pesar. Si lavamos con jabón blanco un pedazo de carbón, usando leche en lugar de agua, ¿puede alguna vez volverse blanco? Sólo puede ser reducido a blanca ceniza cuando se arroja al fuego. Así también, su mente sólo puede hacerse pura cuando está sometida al proceso de refinamiento en el fuego de la sabiduría.

Nuestro país, y en verdad cualquier otro país, puede ser salvado ahora, no por maniobras políticas o alianzas militares, sino sólo a través del desarrollo de la conciencia, en cada uno, de su divinidad inherente. En vez de tratar de expandirse sobre todo el globo y el Universo, el hombre debería tratar de sondear dentro de su propio mundo interno y quitar la basura que está ahí y someter los impulsos malignos que levantan sus cabezas. La paz y la prosperidad del mundo sólo pueden ser logradas por exploradores y pioneros como ésos.

La educación y el intelecto no son tan esenciales para esta aventura. Ramakrishna Paramahamsa no era muy culto ni lo era su consorte, Sarada Devi, pero sus corazones eran sagrados y puros. Se liberaron mediante su renunciación y sus austeridades y descubrieron su realidad. Siguieron el camino de la verdad y la rectitud. No es que no hubiera intelectuales y eruditos en esos días, pero todos han sido olvidados, en tanto que los nombres de estos dos serán recordados por mucho tiempo en el mundo. El buen carácter, el anhelo de servir a los demás, la realización de la Divinidad en todos; sólo éstos pueden salvar al hombre y dar bienaventuranza.

Actualmente, en todas las áreas de la vida, política, ética, moral o material, se ha puesto de moda una tendencia. Cuando diez personas se ponen de acuerdo en un punto, una undécima considera bien negarlo totalmente. Lo hace sólo para lucirse. No discierne o indaga por qué diez dicen lo que dicen, o cómo llegaron a esa conclusión. Se opone ciegamente, ya que es una señal de “heroísmo”. La riqueza, y todo lo que ésta puede comprar, se ha vuelto la meta del hombre. Jesús tuvo doce discípulos importantes. Entre ellos estaba Judas, quien fue tentado a traicionar a su maestro cuando le ofrecieron treinta monedas de plata. Sólo hablar de fe y creencia, de Dios y su gracia, no tiene ningún valor. La fe y la devoción deben ser demostradas en la vida cotidiana. Adoren a través del trabajo. Queremos jóvenes que se comprometan con entusiasmo en trabajos como ése. La mayoría de ellos pasan el tiempo hablando y haraganeando; deben acoger el trabajo duro. Trabajen arduamente con un espíritu de devoción y dedicación y se sorprenderán de la alegría que recibirán de ello. Todo trabajo parece el mismo, pero hay una gran diferencia entre el trabajo dedicado y excelente, y una faena monótona. Un vaso de agua natural y un vaso de agua azucarada parecen lo mismo; bébanlos, sólo entonces sabrán la diferencia. El azúcar invisible hace que el agua sea dulce y sustentadora.

Años de Majan y meditación no han dado fruto en ustedes; están donde estaban. ¿Cómo se puede encender una llama con un cerillo húmedo? Empapados de deseos mundanos y atrapados en los enredos materiales, ¿cómo puede la luz de la sabiduría brillar en su cabeza?, ¿cómo puede generar el fuego del conocimiento?

El Señor le dijo a Narada que lo podía encontrar instalado dondequiera que sus devotos cantaran su gloria. ¿Significa que Él está instalado en los miles de lugares donde se cantan bhajans? No. La condición es “que sus devotos canten”. Los devotos cantan para complacer a Dios, para aclamar su majestad. Ellos no anhelan la exhibición, el reconocimiento o la fama ni tienen ninguna envidia u orgullo en sus corazones. Tansen era un célebre cantante de la corte del emperador Mbar. Era tan talentoso que cuando cantaba el raga Meghmala, las nubes se acumulaban en el cielo; cuando cantó a Varuna, llovió; cuando cantó a Nagasvara, las serpientes se congregaron frente a él. Un día, mientras Mbar estaba orando, oyó a un mendigo errante cantar una canción que enterneció su corazón profundamente. Mbar llamó a Tansen y le preguntó por qué él no podía enternecer su corazón de esa manera. “Tú tienes todos los dones y eres el cantante más talentoso; sin embargo, ese mendigo me ha conmovido como nunca antes. ¿Porqué?” Tansen dijo: “Maharaja, mientras canto, miro tu cara para descubrir si estás complacido o no. El mendigo canta mirando siempre a la cara de Dios y es feliz cuando Dios está complacido”. El bhajan debe ser cantado desde el corazón, y no solamente salir de los labios.

Hoy es el día de año nuevo, asociado con el nacimiento y la vida de Jesús. Es una buena ocasión para renunciar a lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo, en pensamiento, palabra y acción. Jesús fue la personificación de la compasión y del amor: su corazón se derretía de conmiseración cuando veía a alguien sufriendo. Toda su vida la dedicó al servicio. En aras de la verdad, ofrendó su propia vida. Esas personas son veneradas en el mundo, por mucho que puedan cambiar los tiempos. Durante toda su vida, Jesús llevó a cabo la adoración de Satyanarayana, es decir, se adhirió a la verdad. Entre nosotros, la gente celebra la adoración, una vez al año, y aun en ese día recurren a la mentira. Dotado con el cuerpo humano que debe ser usado como un instrumento para realizar a la Divinidad, si el hombre se abandona al autoengaño y a la falsedad, ¿cómo puede justificar llamarse “hombre”?

El emperador Alejandro, mientras regresaba de la India al frente de su ejército, vio a un yogui descansando a la fresca sombra de un árbol a la vera del camino. Se sintió ofendido de que el yogui no lo hubiera reconocido y se hubiera puesto de pie en actitud reverente, así que acercándose a él y sin poder controlar su ira por la insolencia del yogui, lo pateó con su pie izquierdo. El yogui abrió los ojos y soltó una carcajada. Esto enfureció más a Alejandro y le espetó: “Oye, tú estás sobre el piso envuelto en tus pensamientos, ignorando el paso de mi victorioso ejército que ha ganado miles de batallas y ha añadido muchos reinos a mi imperio. ¿No sabes que soy el emperador Alejandro de Grecia?” El yogui contestó: “Señor, lo que dices acerca de ti puede ser verdad; acepto que eres un emperador poderoso, pero lo que me hiciste con tu pie izquierdo me dice ahora que eres un burro, no el gobernante de un imperio”. También nosotros frecuentemente olvidamos nuestra condición social y nos permitimos actitudes ruines y trucos mezquinos. Nos llamamos hermanos, pero con frecuencia nos comportamos peor que los animales.

El día de Navidad, mencioné que Cristo dedicó toda su vida al servicio de la humanidad. Pasó años en soledad, desarrollando la visión interna y realizando a Dios. Mientras estaba dedicado a servir a los enfermos y oprimidos, se anunció como el mensajero de Dios. Cuando ustedes están prestando servicio, también deben sentirse como mensajeros de Dios. Invoquen su gracia y su compasión sobre aquéllos a quienes sirven. Más tarde, después de algunos años, Cristo reflexionó sobre la naturaleza divina presente en él y llegó a la conclusión de que él era el hijo de Dios. Así, él se acercó a Dios. Igualmente, ustedes deben esforzarse por acercarse a Dios y sentir que Él es el padre y que ustedes son sus hijos.

Después de eso, Cristo vivió años en la región de los Himalayas de Bharat. Se estableció en Kashmir y conoció a muchos de los exponentes y practicantes del sistema de pensamiento Advaita que declara que sólo hay un Dios. Realizó la unidad detrás de toda la diversidad, y entonces predicó: “Yo y mi Padre somos Uno”. Hoy en día, los hijos e hijas de Bharat, donde se enseñó la primera lección de la unidad, van a países occidentales y propagan “los muchos”; muchos occidentales llegan a la India provenientes de culturas que proclaman la diversidad, para aprender y propagar “el Uno”. Todo está al revés. Tenemos que aceptar el valor y practicar las enseñanzas de los grandes hombres que veneramos. Una simple oratoria no es suficiente, sólo revela hipocresía. Debemos darle la bienvenida a lo bueno que hay en la cultura occidental y amalgamarla con nuestras tradiciones védicas e ideales espirituales, y ayudar a los niños de esta tierra a progresar hacia una vida feliz y útil. Deben marchar igualmente rápido y hacia adelante en todas las áreas de la vida: material, moral y espiritual. Debemos afrontar obstáculos y vencerlos. Les digo: la vida es un reto, acéptenlo; la vida es amor, disfrútenlo; la vida es un juego, juéguenlo; la vida es un sueño, dense cuenta. No es suficiente si a los niños se les enseña algunos versos, algunas historias y algunos capítulos del Gita.

Se debe enseñar disciplina, deben desarrollar una amplia visión; deben cultivar hábitos puros y sanos; aprender el ahorro y el uso adecuado del dinero. Bharat se está rezagando en el sector financiero en relación a otros países. Cuando los niños aprendan a usar el dinero con cuidado y sin despilfarro, el futuro será brillante. Los niños también deben aprender y practicar buenos modales en el hogar y fuera de él, y a seguir buenas normas de conducta.

No necesitamos esperar todo un año para hacer estas nuevas resoluciones y olvidar las viejas. Sesenta segundos hacen un minuto. Sesenta minutos constituyen una hora. Veinticuatro horas forman un día; treinta días, un mes, y doce meses, un año. Sin los segundos no hay año, así que hagan el mejor uso de cada segundo. Conviertan cada segundo en una oportunidad para abrigar un nuevo pensamiento, un amor más profundo, un corazón más grande. Importantes acontecimientos están ocurriendo ahora día a día, pero no se logra ningún progreso para purificar el corazón o para fortalecer la fe. La mente del hombre es estática. Diez años han pasado desde que “Dharmakshetra”fue inaugurado. Se están haciendo preparativos para bhajans, kirtans y servicio. Muchos participan, pero nadie ha tratado de evaluar el progreso que se ha hecho en avance espiritual. La pureza de mente, la ausencia de ego, fortaleza; éstos son los que hacen que aun un acto pequeño sea aceptable ante Dios. Por supuesto, el camino espiritual está lleno de pruebas, obstáculos y problemas, pero tienen que ser vencidos confiando en Dios. ¿Dala caña el azúcar con sólo pedírsela? ¿Puede un diamante manifestar su brillantez sin ser cortado? Cada uno de los grandes sabios y maestros, tanto de Oriente como de Occidente, han sufrido su parte de tormento y angustia. Así que marchen con audacia y confianza. Les deseo a todos ustedes una vida feliz, nueva, larga y divina.

Bhagawan Sri Sathya Sai Baba
Darmakshetra 1-ene-1978 (Mensajes de Sathya Sai, Tomo 10 cap. 21)

OM SRI SAI RAM