Mensaje del día – 07 de abril de 2017


Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam

OM SRI SAI RAM

Se dice que el Señor castiga a algunos y favorece a otros. Permítanme decirles que el Señor no hace ni una cosa ni la otra. Él es como la corriente en este cable eléctrico: hace girar el ventilador y convierte la vida en algo confortable, pero también hace funcionar la silla eléctrica y reduce la duración de una vida. La corriente no tiene el deseo de mitigar el calor ni tampoco tiene ansias de matar. La Gracia de Dios es como el viento: pliega tus velas y el bote se quedará quieto, despliégalas y se moverá rápido y hacia adelante. Un padre lega su fortuna al hijo que respeta sus deseos y obedece sus órdenes, no al otro hijo rebelde que se mofa de él. El Señor es el Padre de todos. Si tú eres un “asthika” (alguien que acepta la existencia de Dios y vive en concordancia) entonces recibirás la “asthi” (la propiedad). A la persona que
no sabe qué es lo que le conviene y no está alerta para evitar tropiezos, no se le confían sus propios bienes; un tutor debe encargarse de sus asuntos hasta tanto demuestre que está capacitado para hacerlo con cuidado. (Divino Discurso, 25 Enero 1963).

 

The Lord, it is said, punishes some and favours others. Let Me tell you, the Lord does neither. He is like the current in this electric wire. It rotates the fan and makes life comfortable; it operates the electric chair and makes a life shorter. It neither has the wish to allay the warmth nor it has eagerness to kill. God’s grace is like the wind. Roll up your sails, and the boat lies limp and lame; unfurl them, and the boat moves faster and further. A father gives his wealth to the son who respects his wishes and obeys his orders, not to the rebel son who flouts him. The Lord is the Father of all. If you are an asthika (one who accepts God’s existence and lives accordingly), then you will get the asthi (property). A person who is ignorant of their true interests, and is unaware of their own downfall, is not entrusted with their own property; a guardian has to take care of his affairs until he proves himself able to manage it with care.
(Divine Discourse, Jan 25, 1963)

– BABA

— BABA