Chinna Katha – Ama a tus padres como a Dios

“AMA A TUS PADRES COMO A DIOS”

Shankara conocía el verdadero significado de las palabras de los Vedas: “Mathru Devo Bhava, Pithru Devo Bhava”. Una vez, cuando su padre salió de su casa, le dijo: “Mi querido hijo, yo hago diariamente la adoración a Dios y doy alimentos a la gente. Por eso ahora que yo no estaré, y en ausencia de tu madre, lo harás tú”.

Shankara le prometió hacerlo sin falta. Virtió leche en una copa, la puso delante de la estatua de la diosa y le rezó así: “¡Madre, madre! ¡Toma esta leche que te ofrezco!” Pero aunque oró así por largo tiempo, la Madre no se tomó la leche ni apareció. Shankara se sentía muy desilusionado y de nuevo dijo: “¡Madre, madre! Tú has tomado las ofrendas que diariamente te hace mi padre; ¿qué pecado han cometido mis manos Para que no quieras aceptar la ofrenda que te doy?” Suplicaba fervientemente desde lo profundo de su corazón. Estaba dispuesto a sacrificar incluso su vida, y se dijo: “Mi padre me pidió ofrecer esta leche a la diosa, pero no puedo hacerlo porque ella no quiere recibir el don que le ofrezco. Es mejor que yo muera”. Fue afuera y trajo una gran piedra para darse muerte. La Madre del Universo es muy compasiva, y estaba muy conmovida por la sinceridad de Shankara e inmediatamente apareció ante él y se tomó la leche que le ofrecía. La bebió toda y después colocó frente a él la copa vacía. El muchacho estaba muy alegre de que la Madre del Universo hubiera venido y tomado la leche, pero ahora ya no había para repartir a los demás. Pensaba que seguramente su padre la necesitaría para el Naivedya * a Dios cuando volviera. Temía que su padre creyera que él se la había bebido y se enojaría con él. Entonces le rezó a la diosa: “Diosa, dame al menos una gota de leche para que pueda dársela a mi padre”. Pero la diosa no respondía. Siguió rezando con mucha sinceridad hasta que la diosa se enterneció y apareció de nuevo. Como ya no podía darle la leche que se había tomado, le dio la suya propia hasta llenar la copa. Existe la creencia de que al probar aquella leche, Shankara fue capaz de obtener el conocimiento y la sabiduría más grandes que es posible alcanzar. De este modo, la esencia de la gracia de la diosa se convirtió en la esencia del conocimiento de Shankara. Con el fin de complacer a su padre, él se esforzó arduamente y logró que la Diosa del Universo se manifestara ante él. De esta historia debemos aprender a respetar y obedecer las órdenes de nuestros padres absoluta y sinceramente.

* Ritual en el que se ofrecen comestibles.

Om Sri Sai Ram

(Homenaje a Bhagawan, hasta el 24 de abril, día del Mahasamadhi)