Mensaje del día – 30 de marzo de 2016


Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam

OM SRI SAI RAM

No hay amor entre marido y mujer antes de que ellos se casen. No hay amor entre madre e hijo antes de que el hijo nazca. Aunque él ama a su madre con todo el corazón, cuando ella muere el hijo arroja su cuerpo a la pira ardiente, entregándola a las llamas sin piedad. ¿Cómo puede ese amor llamarse verdadero Amor? En el mejor de los casos, estas relaciones pueden llamarse apego, pero no Amor. Los apegos aparecen en el transcurso del tiempo y en ese transcurso desaparecen. Pero el Amor Divino existe antes del nacimiento y perdura después de la muerte. Los apegos son como nubes pasajeras que se alejan rápidamente. El Amor verdadero es eterno, impecable y puro, libre de toda contaminación o adulteración. El verdadero Amor es el único amor que no está empañado por el egoísmo ni por el interés personal. Existe antes del nacimiento y perdura después de
la muerte. Todos los demás tipos de amor están teñidos de egoísmo. (Discurso Divino, “Lluvias de Verano 1996”, Capítulo 1)

 

There is no love between the husband and the wife before they are married. There is no love between the mother and the child before the birth of the child. The son, though he loved his mother with all his heart, flings her body onto the burning pyre and consigns her to the flames without any mercy after death. How can such love be called true Love? All such relationships can at best be termed attachment and not Love. Attachments come in the middle and pass off in the middle. But Divine Love existed even before birth and will last after death. Attachments are like passing clouds that sail away quickly. True Love is uncontaminated, unsoiled, unadulterated, unpolluted, eternal, perennial, pure and unsullied. It is only Divine Love that is not tainted by selfishness and self-interest, and exists before birth and lasts after death. All other kinds of love are stained by selfishness. (Divine Discourse, Summer Showers, 1996, Ch 1)

— BABA