Historias de Amor Sai: “Los nombres y su significado”

Narración del Prof. Anil Kumar:

Luego, ese mes hubo otra discusión interesante.

Swami preguntó a los chicos: “¿Cuáles son sus nombres?”.

Ellos respondieron: “Sathya…Rakhal…Rao…”.

Y Baba dijo: “¡Hey, muchachos! Les contaré una pequeña historia sobre los nombres. Su nombre no debe inducir a confusión. Ha de ser directo, de forma que los demás no se confundan”.

Yo me preguntaba: “¿Nombres confusos? ¿Pueden los nombres confundir a la gente?” ¡Sí!

Luego, Bhagavan nos contó una historia. Al parecer una pareja de recién casados emprendieron su nueva vida en una ciudad. Un día, el cartero entregó una carta y la cogió el marido. En realidad, la carta era para su mujer, pero el esposo la abrió ¡El consejo de censura! Él leyó la carta. ¿Cuál era el contenido?

“Te quiero mucho. Estuvimos sin separarnos largo tiempo. No puedo olvidar aquellos días. Estoy esperando que vuelvan. Deberíamos reunirnos para cenar. Durante estos años, nunca nos separamos. Iré a verte muy pronto”.

Él pensó para sí mismo: “¡Alguien ama a mi mujer más de lo que yo la amo!”. Estaba asombrado. Y en la parte de abajo, miró la firma. La firma era “Lakshmi Narayan”. Lakshmi es el nombre de una chica, pero este hombre no vio Lakshmi correctamente. Narayan es el nombre de un hombre. Él pensó; “¡Oh-ho! Mi mujer ha tenido una aventura con Narayan. Ya veo. Tendré cuidado. Voy a ver”.

Entonces, esperó a que fuera lunes, cuando Lakshmi Narayan vendría a su casa. Se quedó esperando en la puerta con un palo para golpear a ambos, a Lakshmi Narayan y a su propia esposa. (risas) Estaba escondido detrás de la puerta. Alguien llegó a la casa y pudo escuchar a esa persona hablando a su esposa. Y este hombre oyó la conversación por casualidad:

“¡Hey, Lakshmi! ¿Cuándo has venido?”.

“Acabo de llegar. Me alegro mucho de verte. Te escribí una carta. ¿No la recibiste?”.

“¡No, no! (Obviamente no la recibió, pues el marido la cogió) No lo sabía”.

“Pero has tenido que ver mi carta. ¿Cómo estás? Me alegro de que te casaras. He venido a ver cómo estabas”.

“Oh, ya veo. ¿También tú te has casado?”.

“Sí, me casé. El nombre de mi esposo es Narayan. Así es que ahora soy ‘Lakshmi Narayan’”.

¡Ahora, este hombre lo comprendió! Lakshmi Narayan. Narayan es el nombre del esposo. Lakshmi era el nombre de ella. Así, ¡este hombre había asumido erróneamente que un hombre tenía una aventura con su mujer!

Swami narró esta historia y luego le dijo a todo el mundo: “Así es que tengan cuidado con el nombre. No tengan problemas cuando se casen ¡No dejen que su esposo los malinterprete!”.

Eso fue lo que Él dijo.

agosto del 2002
Fuente: “Perlas de Sabiduría”, autor: Anil Kumar

OM SRI SAI RAM