Historias de Amor Sai: “El ego conduce al sentimiento de miedo”

Narración del Prof. Anil Kumar:

Ahora, pasamos al 21 de octubre. Ese día, Bhagavan les pidió a dos chicos que hablaran. Uno de ellos, Sriram Parasuram -titulado MSc en Químicas y medallista en oro; realmente un chico inteligente- fue enviado a la Universidad Loma Linda, en California, USA, para estudiar Administración de Hospitales.

El compartió con nosotros lo siguiente: “El carbón, una pieza de carbón, se transforma en un diamante mediante el tacto de Bhagavan. Nosotros, los estudiantes, somos como piezas de carbón. El carbón es algo inútil por sí mismo; pero, en las manos de Bhagavan, nos transformamos en los diamantes más preciosos e inapreciables. Gracias, Swami”.

Luego, mencionó otro punto: “Miren, se deben dar cuenta de que todos los niños de la escuela hablan sin miedo. Los domingos, cuando Swami les pide que hablen, todos ellos se ponen en línea recta uno tras de otro. No tienen miedo. Están preparados para hablar: ¡tak, tak, tak! Uno tras otro. Si Swami le pide a cualquiera de los chicos mayores que hablen, ellos muestran algunas reservas. Los mayores no se encuentran preparados para hablar, pero los niños están siempre dispuestos”.

Él continuó hablando de este tema: “Los chicos de la escuela de Primaria están preparados para levantarse en cualquier momento. Están listos para hablar en cualquier momento. ¿Por qué? Los niños son inocentes. La inocencia es Divina. La inocencia es piadosa. La inocencia es el comportamiento infantil. A causa de su inocencia, ellos tienen pleno Amor a Bhagavan. Y, debido al Amor, ellos tienen éxito 100% en sus actuaciones. Un desarrollo muy bueno. Primero se encuentra la inocencia: después, la inocencia le lleva a uno al amor; más tarde, el amor conduce a la victoria. Ese es el caso con los niños”.

Sriram Parasuram continuó: “Pero, ¿qué ocurre con los chicos más crecidos del colegio? Ego. Ego. ‘¿Hablaré bien o no?’ ‘¿Cuántos aplausos lograré?’ ‘¿Cuánta gente me felicitará?’ ‘¿Se sentirá Swami feliz conmigo o no?’ ‘¿Pensará la gente que soy un buen orador?’. Así, esto es ego. Con la edad, desarrollamos ego, y este ego conduce al sentimiento de miedo. El miedo se debe al ego, y este miedo es responsable de los fallos. El miedo es la causa de los fallos. Eso es lo que ocurre con los chicos más crecidos”.

21 de octubre del 2002
Fuente: “Perlas de Sabiduría”, autor: Anil Kumar

Las Perlas de Sabiduría son de un beneficio inmenso

Todos los días, Bhagawan habla a los estudiantes y al staff por las tardes, después de concluir las sesiones de entrevistas habituales. Bhagavan es tan bondadoso, que pasa una hora, a veces una hora y media, con los estudiantes y los profesores en el Sai Kulwant Hall, donde podemos ver a Bhagavan sentado en Su silla, rodeado de estudiantes y profesores.

Pero no todos los devotos pueden escuchar lo que Swami dice, porque no se trata de un sistema de audiencia pública. Es una conversación casual o informal. Sin embargo, durante la conversación hay ciertas “perlas de sabiduría” y estas “perlas” pueden ser de un beneficio inmenso para todos los devotos Sai.

La edición en telugu del Sanathana Sarathi ha sido publicada con todas estas charlas informales con los estudiantes y los profesores en los últimos 27 números. Eso es, en dos años y tres meses. Pensé que también sería necesario para los devotos de habla inglesa saber lo que Swami les dice a los estudiantes. Así es que recopilé estas charlas sucesivas y les incorporé algunos encabezamientos.

Estos son los puntos recogidos de Sus conversaciones con los estudiantes y los profesores. Por tanto, son muy valiosos. Debemos empezar a compartir estas “perlas Sai de sabiduría” con los devotos. Es nuestra responsabilidad y deber sagrado, no sólo en el momento presente, sino para el beneficio de la posteridad. Qué Bhagavan los bendiga en este empeño. Estoy seguro de que esta línea de actividad será alentada para que vaya más y más lejos en los próximos años. Vuestras sugerencias y comentarios en pos de una mejora son muy bien recibidos. Gracias ¡Sai Ram!

OM SRI SAI RAM