Historias de Amor Sai: “Cómo controlar la mente” (1ra parte)

Narración del Prof. Anil Kumar:

Entonces, le dijo a un sujeto que lleva la contabilidad: “Vete, termina tu trabajo y regresa en una hora con el último estado de cuentas”.

El hombre se fue. Yo estaba observando la situación.

“Swami”.

“¿Qué?”

“¿Quieres que vaya más rápido que el viento? ¿Más rápido que el viento?”.

“Sí”.

“Oh-ho, Swami. ¿Puede él ir más rápido que la luz? ¿Es posible?”.

“Sí, ¿por qué no?”.

“Oh, ya veo”.

Entonces, pensé que debía tener cuidado. Quería cambiar el tono.

“Swami, ¿hay algo que se mueva más rápido que el viento y que la luz, hay algo en el mundo? La luz se mueve al nivel más rápido, lo sabes. ¿Existe algo que se mueva más rápido que la luz?”.

Swami dijo, “Sí, hay una cosa”.

“¿Una cosa? ¿Qué es Swami?”.

“La mente”, dijo.

“Swami, ¿cómo?”.

“Si quieres ir a Nueva York, estás ahí ahora mismo”.

“¿Incluso antes de que llegue la luz?”.

“La luz puede llevar tiempo, pero la mente está ya ahí. Así es que la mente se mueve más rápido que la luz y el viento”, dijo Bhagavan.

Luego dije: “Swami, con vegamu (vegamu significa velocidad) ¿es natural mano vegamu, la velocidad de la mente?”.

“No, no, es rogamu. Es enfermedad. Que la mente corra rápido no es una cualidad natural. Es un desequilibrio. Es una enfermedad”.

“¡Oh, ya veo, Swami!”.

Luego dije: “Swami, ¿cómo controlo la velocidad de la mente? ¿Puedo hacerlo mediante el yoga?”.

Y Él dijo: “No, no, no. Siguiendo el yoga, sufrirás una nueva enfermedad. El yoga te trae una nueva dolencia”.

“¿Cómo puedo controlarla, Swami? Esa es mi pregunta”.

Entonces, Swami dijo: “Todos los métodos que ustedes siguen para controlar la mente, para reducir la velocidad de la mente, el yoga y otras prácticas espirituales, parece que sólo les dan resultados temporales y artificiales. Pero no son resultados cognoscibles, ni tampoco duraderos. Es como un milpiés o un ciempiés, que se mueve hacia adelante, retrocede, hacia delante y retrocede, pero permanece en el mismo sitio”.

Así, todas esas prácticas espirituales son lentas. No ayudan de ninguna forma. Eso es lo que Bhagavan dijo.

“Swami, dijiste que debíamos controlar nuestra mente, pero que no es posible hacerlo mediante nuestras prácticas espirituales. ¿Por qué debería controlar mi mente primero? Controlando mi mente, ¿cómo puedo hacer mi trabajo? Debo impartir mis clases. Así, ¿cómo puede lograrlo una persona? Tengo que hacer marketing. Con el control de la mente, ¿cómo puedo ser un hombre de negocios?”.

Y Swami dijo, “No, no, no. Estás equivocado”.

Dense cuenta de la forma tan bonita que Él explicó el asunto. Por favor, síganlo con atención. Este no es simplemente un diálogo o una obra de teatro. Se necesita una pequeña explicación del contexto para tener una comprensión completa de la forma que tiene Sai de enseñar. Los Dichos Sai, las Perlas Sai, están delante de nosotros.

Swami dijo: “Un ejemplo”.

“¿Qué, Swami?”.

“El coche circula”.

“Mm-hmmm”.

“El coche acelera”.

“Bien”.

“Cuando frenas, las cuatro ruedas se detienen”.

“Sí”.

“Incluso entonces, pueden encender las luces y utilizar dentro el aire acondicionado. Pueden tomar su refrigreio. Pueden jugar y hablar. Pueden hacer todo el trabajo dentro del automóvil, aunque éste se haya parado. ¿Comprenden? Del mismo modo, aunque la mente esté vigilada, aunque la tengan bajo pleno control, aunque la velocidad de la mente se reduzca, aún así pueden seguir haciendo su trabajo. Pueden realizar su  actividad, del mismo modo que hacemos mientras estamos sentados dentro del coche. ¿Soy claro?”.

Eso es lo que Bhagavan dijo esa vez.

17 de septiembre del 2002
Fuente: “Perlas de Sabiduría”, autor: Anil Kumar

Las Perlas de Sabiduría son de un beneficio inmenso

Todos los días, Bhagawan habla a los estudiantes y al staff por las tardes, después de concluir las sesiones de entrevistas habituales. Bhagavan es tan bondadoso, que pasa una hora, a veces una hora y media, con los estudiantes y los profesores en el Sai Kulwant Hall, donde podemos ver a Bhagavan sentado en Su silla, rodeado de estudiantes y profesores.

Pero no todos los devotos pueden escuchar lo que Swami dice, porque no se trata de un sistema de audiencia pública. Es una conversación casual o informal. Sin embargo, durante la conversación hay ciertas “perlas de sabiduría” y estas “perlas” pueden ser de un beneficio inmenso para todos los devotos Sai.

La edición en telugu del Sanathana Sarathi ha sido publicada con todas estas charlas informales con los estudiantes y los profesores en los últimos 27 números. Eso es, en dos años y tres meses. Pensé que también sería necesario para los devotos de habla inglesa saber lo que Swami les dice a los estudiantes. Así es que recopilé estas charlas sucesivas y les incorporé algunos encabezamientos.

Estos son los puntos recogidos de Sus conversaciones con los estudiantes y los profesores. Por tanto, son muy valiosos. Debemos empezar a compartir estas “perlas Sai de sabiduría” con los devotos. Es nuestra responsabilidad y deber sagrado, no sólo en el momento presente, sino para el beneficio de la posteridad. Qué Bhagavan los bendiga en este empeño. Estoy seguro de que esta línea de actividad será alentada para que vaya más y más lejos en los próximos años. Vuestras sugerencias y comentarios en pos de una mejora son muy bien recibidos. Gracias ¡Sai Ram!

OM SRI SAI RAM